Empezando con lo bueno: Instalar un Debian desde 0 sin usar entornos de escritorio (2 de 2).

Bueno. Nos quedamos antes en el inicio de la instalación, vamos a ir ahora paso a paso hasta dejar el sistema funcionando. La configuración, la llevaremos por otro lado, que si no esto se hace eterno.

Es una buena colección de pantallazos; Ya dicen que el que avisa no es traidor, sino avisador.

Lo dicho. Ya tenemos el pendrive booteado con un Debian, la BIOS nos ha reconocido el dispositivo, y deberíamos tener esto en la pantalla:

d1

La instalación funciona espectacularmente vía consola, así que ignoramos la versión gráfica y continuamos para elegir el idioma y el teclado. Está muy automatizado, así que no es da ningún quebradero de cabeza.

d2

d3

d4

Esto nos instalará los primeros componentes básicos, así como detectará la red por DHCP.

d5

De ahí pasaremos a elegir el nombre de la máquina (A discreción) y el dominio (El cual se puede dejar en blanco sin problemas).

d6d7

Pasamos ahora a definir la contraseña de root y confirmarla. Aquí tenemos la opción (Que no recomiendo) de dejarla en blanco, para que sea el usuario mediante sudo quien efectúe tareas de administrador.

d8

Después de esto, pasamos a definir el usuario y la contraseña, así como la zona horaria:

d09

d10

d11d12

Y de aquí, ya vamos a lo bueno, el particionado. Me puedo explayar mucho en este caso, pero intentaré sintetizar un poco. Si elegimos las opciones guiadas, el sistema lo hace absolutamente todo (Aunque da opciones para separar algunas particiones como la de /home). Yo, por mi parte, elegiré el particionado manual.

El por qué, es porque siempre dejo una partición como almacen en el disco duro. A veces aún tengo ese gusanillo del distrohop y el tener una partición donde almacenar cosas como la música, es tremendamente cómodo. Con el particionado manual puedo montarla de una forma fácil, sin tener que depender de almacenamiento externo ni tocar después el fstab (El archivo donde GNU/Linux monta las particiones al inicio, explicado de una forma rápida).

d13

Así pues, vamos a hacer 4 particiones. Partiré de un disco duro de 500GB para hacer los ejemplos.

  1. La raíz o /, en donde irá alojado el sistema. Suelo darle aproximadamente unos 20GB y va sobrado. Darle más es opcional, pero salvo que se planeen instalar muchísimas cosas, o jugar con compilaciones, no es necesario.
  2. La carpeta personal o /home. Con esos 500GB de disco duro, 300 aproximadamente van para ella.
  3. El almacen. Ya digo que es opcional, pero es realmente cómodo. Le daremos 178GB.
  4. La partición swap o de intercambio. Realmente, a día de hoy no le veo demasiada utilidad, y menos con los gestores de ventanas tan ligeros entre los que me muevo. Aún así, en según que ocasiones, tener una “ram” física (Y lenta hasta decir basta) puede ser una ventaja en momentos de mucha carga. Le daremos 2 GB y va que arde.

Estos, son mis números en mi ordenador. 20+300+178+2=500GB. De todos modos, las capturas de pantalla las estoy haciendo en un disco virtual, así que veremos que la cantidad de disco duro asignado a cada cosa… No se parece en nada.

Partimos con el disco vacío, y crearemos las 4 particiones. Como es una unidad virtual de 8 GB, asignaré 5 a la raiz, 1 a /home, 1 a almacén y 1 a la swap.

Al ser un disco virtual vacío, no nos preguntará si queremos conservar los datos de las particiones o no. En la instalación normal, hay una opción que indica si queremos conservar los datos o formatear la partición.

d14d17d18d19Ya se puede ver que el sistema no tiene dificultad. Simplemente es elegir el espacio que queremos, y si guardamos o no los datos de la partición.

Total, que el “disco” nos queda algo tal que así:

d20Como nota, en la columna de “ATA” es donde se nos dejará elegir si conservamos o no los datos. El acrónimo será “F” para “Format” y “K” para “Keep”. Es un buen punto para repasar lo que estamos haciendo, no sea que borremos el contenido que queremos conservar.

d20Hecho esto, Debian empezará a instalar el sistema base. Nos preguntará si queremos participar en la encuesta de uso de los paquetes (A discreción de cada uno) y pasaremos a instalar, antes de elegir el entorno de escritorio.

d21De la misma manera, nos preguntará de donde queremos que sea el repositorio. Recomiendo usar el propio del país, pero en algún caso (Sobre todo trasteando con Debian Testing) me he encontrado con que funcionaba mejor el de UK. Como esto es para Stable, seleccionamos por país.

d22d23Bien. Ya hemos llegado a la elección del escritorio. Como este es un tutorial para dejar el sistema pelado y dejarlo a nuestro gusto, sólo seleccionaremos la última casilla dejando el resto en blanco. Se puede desmarcar todo, pero son utilidades muy ligeras, y nos pueden venir bien (Por ejemplo, w3m).

d30Una vez instalado el sistema, Debian nos preguntará si queremos instalar GRUB en el cargador de arranque. Le decimos que sí, y elegimos el disco (Que suele ser /dev/sda).

d31d32Y ya está. El sistema nos dirá de retirar el pendrive, y reiniciar.

d33

Con esto, hemos completado la instalación de un Debian Stable sin entorno de escritorio. Nos dará más trabajo, pero el resultado compensa el esfuerzo.

Y además, ¿A quién no le gusta ver una pantalla de bienvenida como ésta?d34Seguiré en otros posts para dejar el sistema bien. Entretanto, espero que este minitutorial sirva para animarse a probar esta gran distribución.

¡Saludos!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s